@Mujervasofragil

junio 14, 2018

Hoy decidí sonreir

En este mundo tan revolucionado, tan absorbente y con tantas responsabilidades que tengo, pues como toda madre con tantas o ocupaciones, entre los quehaceres del hogar atender a mis hijos, a mi esposo  y el único jobie que me gusta hacer a penas se van mis hijos para la escuela es salir a correr, me sentía tan emocionada tan feliz, porque salir a correr es uno de mis más grandes pasatiempos.
A penas y empecé a correr los primeros 100 metros y a empezado a caer la lluvia más fuerte que había sentido, corrí para acampar en una vieja tienda, yo creía que la lluvia borraria mi gesto amable, pero la palabra del Señor me enseña que si me determinó una  cosa Dios lo afirmara Job 22:28

Asi que hoy decidí sonreir, posiblemente te ha pasado que planeas algo con todo el ánimo posible, te levantas  con una idea de lo que será tu día, das gracias a Dios porque es el que te da todo y por la oportunidad que te da de hacer algo nuevo, y caminas rumbo a eso puedes ponerle el nombre que quieras y  quizas ni a los 100 metros de tu intento cuando comienza a llover  y que piensas hacer?

Pues si te quedas a llorar, a lamentarte, nada va a cambiar, la actitud que tengas te preparará para cuando escampe ya que ninguna lluvia en tu vida durará para siempre. Pues el sol volverá a brillar. Entonces sonríe en medio de la lluvia.


38 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con todo lo que dices, no ganamos nada con llorar y arrepentirnos, la actitud es importante para sentirnos mejor y tener mejor salud, una buena actitud a la larga nos favorece en todo y nada como la sonrisa. Gracias por un post tan bonito.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Preciosa reflexión...

    La verdad es que hay días que son muy duros y cuesta mucho sonreír, no te lo voy a negar, pero he de reconocerte que antes detestaba la lluvia y con el paso de los años, si de repente llueve me lo tomo con optimismo, pues es parte de la naturaleza y ya puedo protestar y patalear que no va a dejar de llover si no hasta que Dios quiera. Por tanto lo mejor es disfrutar de la lluvia y se puede si no esperar como bien has apuntado después de una fuerte llueva sale el sol.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Cuánta razon tienes, da igual que llueva o nieve, da igual que todo parezca que te sale del revés,lo importante es sonreír y tomarte la vida con positividad, rodeándote de gente no tóxica, ese es el camino, sin duda. Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Que buen consejo nis brindas para superar aquello que interrumpe la llegada a nuestra meta, regalando una sonrisa y una buena disposición a pesar de todo. Gracias!

    ResponderEliminar
  5. Está claro que la vida podemos verla desde la perspectiva del vaso medio lleno y también del vaso medio vacío. Yo sinceramente me quedo con la primera opción porque las desgracias vienen solas así que estoy de acuerdo en que sonreir en la medida de lo posible es una muy buena manera de enfrentarse a ellas, muaksss

    ResponderEliminar
  6. Hola!! hay que afrontar la vida con una sonrisa. Me gusta la reflexión que nos transmites hoy en forma de carrera chafada por la lluvia pero lo importante es que nada te "chafó" a ti y seguiste adelante con una sonrisa. No sirve de nada quejarse, lamentarse o querer buscar a quien echar la culpa, siempre se puede seguir y se puede hallar la forma. Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Me encanta tu reflexión y es que siempre escampa. En la vida, pasamos por etapas negativas y positivas pero hay que ir con fe y energía positiva, buscando quedarnos con las cosas buenas de la vida y en caso de pasar malas rachas, buscar apoyo en esas cosas que nos dan fuerza.

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo contigo,lo más importante es la actitud, lamentarnos todo el tiempo no va a cambiar la situcación y hay que encontarle el lado positivo a las cosas y seguir adelante con la sonrisa dibujada.

    ResponderEliminar
  9. Muy de acuerdo en esta afirmación, llorar para que, eso no soluciona nada, caes 100 veces pues te levantas una más, no has perdido sino que has aprendido, eso es lo que hay que hacer, siempre motivada y sonreíd, aquello que deseas se cumplirá antes o después pero no desanimarse nunca

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola!
    No sabes como me encantan tus reflexiones.
    Aunque nos empeñemos en planificar, la vida al final no va de eso. Va de simplemente, o eso creo yo, dejarnos llevar. Disfrutar de lo que nos gusta y si las cosas se tuercen, porque no, disfrutar de esos obstáculos también.
    A mi me encanta correr, y me encanta la lluvia, es más muchas veces he salido a andar bajo ella, y es una de las experiencias más relajantes que he experimentado, eso sí, en verano, en invierno ¡ni loca! Jajaja
    Dejemos las lágrimas aparcadas, y disfrutemos de la vida con todo lo bueno y lo malo de ella.
    Besotes

    ResponderEliminar
  11. ¡Excelente reflexión! Las adversidades están como pruebas para superarnos y qué mejor que sonreír y tomarlas con la actitud más positiva. Como dices, siempre vuelve a salir el sol, me encanta esta reflexión que nos traes. No merece la pena dejarse llevar por la ira cuando las cosas no salen como queremos, con calma y buena vibra nos irá mucho mejor.
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  12. Me encanta esta reflexión puesto que llevas toda la razón, de poco sirve llorar y lamentarse. Lo mejor es ina aptotud positiva.

    ResponderEliminar
  13. Me encanta la lluvia, aunque es verdad que a veces daña planes, otras los arregla y eso depende del estado de animo, pero una sonrisa nunca cae mal y al mal tiempo, buena cara.

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola, guapa!
    A mí también me gusta salir a correr aunque de forma habitual solo lo hago en verano porque durante el invierno se hace de noche muy pronto y tengo siempre muchas responsabilidades. Correr bajo la lluvia es de lo más gratificante sobre todo en verano. Estoy contigo en que a veces hacemos unos planes y las cosas no se resuelven tal y cómo esperamos. Es importante entonces no desesperar y aceptarlo como tú nos propones. Qué nada nos haga perder la sonrisa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Tienes mucha razón, a veces, hay que aprender a caminar debajo de la lluvia. Aunque cueste, aunque sea difícil e incluso, aunque no tengamos ganas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad no será fácil pero se puede gracias

      Eliminar
  16. Que bonito mensaje guapa me encanta, porque estoy de acuerdo que hay que sonreír más. No debemos olvidar que la vida es un segundo y que sí, podemos ponernos triste, podemos armar pataletas y que el mundo nos traiciona con sus pruebas y lo que queramos, pero después debemos levantarnos, mirar al cielo, agradecer y sonreír, porque la vida es mucho más que ese momento malo.

    Bien por ti, sigue sonriendo :)

    ResponderEliminar
  17. Es cierto que a veces nos puede sobrepasar tantas actividades que hacen que uno se sienta totalmente agotado, es cierto que con cada experiencia sacamos grandes proyectos y aprendemos mucho más y que de vez en cuando es necesario desconectar para reponer las energías y así disfrutar de las personas que realmente importan en nuestras vidas.

    ResponderEliminar
  18. Hoy decidí sonreír . Es una buena filosofía de vida que procuro poner en práctica. Los problemas y dificultades de la vida no los podemos eludir, pero si podemos elegir cómo enfrentarnos a ellos. Y hacerlo con una sonrisa en el rostro y en el alma nos permite vivir con más serenidad.

    ResponderEliminar
  19. Me encanta esa forma de pensar, muchas veces perdemos tanto tiempo en lamentarnos de todo que nos olvidamos de disfrutar los planes B,C,D,... No todo es como lo planeamos.
    Gracias por el post, me ha encantado y me identifico mucho con esa filosofía.
    Un beso

    ResponderEliminar

Dios te bendiga en gran manera, gracias por dejar tu comentario