@Mujervasofragil

julio 12, 2018

🌿Cuando no te queda otra cosa que subir🌿

De Repente estás en un río hermoso se ve pasivo hay mucha paz, toda esta tranquilo, no puedes ni imaginar que algo salga mal.

 La tormenta ya pasó y todo marcha bien, envías a los niños a la escuela, tienes comida en la nevera, sientes que tomas un respiro, y das gracias a Dios por haberte dado las fuerzas para resistir y vencer, cuando de repente; te visualizas en ese río tan calmado y vez a la distancia que algo enorme se acerca casi abraza todo el río y es una enorme ola parecido a un sunami, estas confundido no lo puedes entender a penas y te repones de la batalla anterior tratas de salir lo más rápido del agua y te encuentras con que para escapar del peligro tienes que subir una cuesta, no hay otra salida.

y así muchas veces el creyente se encuentra pasando una oleada apenas alcanza a respirar y no se imagina que viene una ola mayor, y cuando piensa que nada puede ser peor no ve una salida, lo único que queda es un camino hacia una cuesta que por cierto no se ve nada facil de subir.

Al ser humano siempre le va a costar buscar a Dios como primera instancia, siempre querrá optar por la salida más sencilla, no se porque tiene el pensamiento de que no lograrán  subir.
A de ser porque cuando llega la desesperación y la angustia cuesta poner la mirada en Jesús, correr a él a través de la oración, de seguro que una vez que empiezas a subir no lo harás solo Dios estará contigo a tu lado.
Es subiendo a la presencia de Dios a través de la oración que podrás estar seguro no importa el tamaño que tenga nuestro adversario sube.


14 comentarios:

  1. Claro que sí, siempre hay que intentar ir subiendo. A veces caemos... pero hay que levantarse y volver a subir. Animo

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    A pesar que caerse duele y mucho en muchas ocasiones, lo importante es levantarse y como lo hacemos.
    Aunque a veces nos cueste, o no veamos la luz, no tenemos que darnos por vencidos jamás. Y si agarrarse a la fe es a lo que a algunos les ayuda, bienvenida sea, lo importante es no dejar de subir sin mirar hacia abajo.
    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Por fin un blog que hable de estos temas, un poco de esperanza en estos tiempos viene muy bien, te felicito por esta iniciativa Eulenis, espero leerte mas a menudo.

    Un saludo bonita!

    ResponderEliminar
  4. Que blog más interesante. Te llena de positivismo y te incita a seguir siempre adelante.
    Muy buen post, fue muy agradable leerte!
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. La vida no es un camino de rosas y en su propia trayectoria natural tenemos momentos felices y otros momentos más tristes y dolorosos. Yo he vivido ya unos cuantos y reconozco que me dejo caer para impulsarme luego más fuerte, no hay otra, es la vida.. muaksss

    ResponderEliminar
  6. Hola! A veces es muy difícil ser constantes y mantener la fe. Con todas las circunstancias que he vivido, puedo decir que confiar en Dios me ha ayudado a sobreponerme a ellas. Muchas gracias por compartir este texto tan inspirador!

    ResponderEliminar
  7. Holaaa!
    Hay una frase en mi vida que es esta, caer está permitido, levantarse es obligatorio. Sea como sea, lo importante es levantarse.
    Un besito, nos leemos^^

    ResponderEliminar
  8. He sentido esa sensación, de estar de alivio por un breve lapso y nuevamente comienza una tormenta más fuerte, es el ritmo que tiene la vida muchas veces, lo mejor es acudir a Dios en momentos así.

    ResponderEliminar
  9. Me ha gustado mucho tu reflexión, creo que a veces hay que caer para poder tomar impulso. Me encantó tu post!! Después de todas las tormentas siempre sale el sol, así que es mejor aguantar mientras los vientos son fuertes para descansar los brazos después. ♥ Saludos!

    ResponderEliminar
  10. Es cierto lo que nos dices en tu entrada, siempre debemos subir, aunque parezca que nos vamos a ahogar, debemos coger fuerzas y subir la cuesta como nos dices, aunque no se vea fácil poco a poco se consigue salir de todo!

    ResponderEliminar
  11. Encontramos muchos referentes para seguir hacia delante. Hay veces que la calma dura poco, otras que nos da una tregua mayor. Pero siempre debemos encontrar un motivo para seguir, para subir esa cuesta porque la satisfacción al lograrlo será mayor, bss!

    ResponderEliminar
  12. hola, es cierto que aveces encuentras la comodidad en ese estado, o tan solo quieres estar ahí porque es mas fácil quejarse constantemente, que luchar por salir adelante, pero la tormenta nunca es para siempre y la fortaleza esta en alguna parte en ti pero esta!!! un gran post

    ResponderEliminar
  13. Ha sido espectacular tu relato, considero que Dios al nacer nos dio herramientas para sobresalir en la vida y actuar conforme su plan fue diseñado, sin embargo creo que si todo fuera fácil no valoraríamos esos dones que el nos dio; uno de los principales regalos que nos dio fue la capacidad de decidir y el libre albedrío, otra la resiliencia, así que decir que Dios no esta en cada uno de nosotros sería mentir, pues esos dones no fueron dados por el cosmos, así que hacer uso de esos dones y salir adelante.

    ResponderEliminar
  14. Me ha gustado mucho tu relato :) Creo que tienes razón, cuando la cosa va mal hay que seguir para adelante sin temerle a nada ^^
    Un besazo gigante!

    ResponderEliminar

Dios te bendiga en gran manera, gracias por dejar tu comentario